8 MOTIVOS POR LOS QUE NO SE CUMPLEN LOS DESEOS



Ahora que se acerca la Navidad y con ella, la entrada de Año Nuevo, fecha en la que nos hacemos más conscientes de nuestros deseos y nos prometemos -una y otra vez- que esta vez sí los conseguiremos, ¿qué te parece si te hablo precisamente de eso? De los deseos.

He preparado una lista de 8 motivos que pueden estar pasándote (uno, alguno o todos) para que eso que quieres, no se haya cumplido todavía:

1. VIBRACIONALMENTE LO ESTÁS RECHAZANDO.

¿Qué significa esto? Atraemos lo que creemos a nivel subconsciente. Y una forma de saber si esas creencias son favorables o no con nuestro deseo es observar qué emoción nos provoca.

  • Te sugiero que cierres los ojos, pienses en tu deseo y mires qué ocurre. ¿Sientes alguna tensión o sentimiento desagradable? Fíjate si te está generando impaciencia, decepción, inseguridad, rabia, negación (algún tipo de resistencia a conseguirlo), sentimiento de injusticia, de no ser merecedor/a o -incluso-, miedo.
Si este es tu caso ya sabes que, en realidad, estás rechazando tu propio deseo.

2. FALTA DE CLARIDAD

¿Te ha ocurrido eso de que hoy quieres una cosa, mañana otra y al otro, otra? Esa falta de claridad te va a llevar a no conseguir ni lo uno ni lo otro. O que consigas algo cuando ya no lo quieres.
Por tanto, un elemento clave es definir qué es lo que realmente deseas.

3. EN EL FONDO, NO ES LO QUE QUIERES

Este punto en vez de no tenerlo claro, lo que tienes es una falsa claridad.

Me explico: puede ocurrir que digamos que queremos una cosa porque -a nivel consciente-, creemos que es lo mejor y más conveniente para nosotros o para los que nos rodean. Pensamos que se trata de algo seguro y/o socialmente aceptable, o que ya nos hemos esforzado mucho en esa dirección, etc.  
Pero en el fondo, no es lo que queremos. Nos engañamos a nosotros mismos y como consecuencia, no lo conseguimos o tenemos que poner demasiado esfuerzo para avanzar.

4. CONFLICTO CON TUS CREENCIAS

Es lo que deseas pero crees que no lo puedes conseguir, que es muy difícil, que ya es imposible, que perdiste la oportunidad, que no tienes los medios, que eso es sólo para los privilegiados, etc, etc, etc.

Entonces, aunque lo desees lo estás rechazando. Así es normal que no lo consigas. No sólo por la ley de la Atracción, si no porque -claramente- podrás ver que no haces nada para conseguirlo.

Si además, te rodeas de personas que creen que es imposible que lo consigas, entonces, se retroalimenta el desánimo y la falta de decisión de ir a por tus sueños (efecto Pigmalión)

5. FALTA DE COMPROMISO Y HÁBITO

¿Es posible que estés postergando? Recuerda que para conseguir los deseos, la mayoría de las veces requiere una acción por nuestra parte. Un compromiso.

¿Qué te frena? (es interesante cuestionar esos pensamientos. Para ello, utilizo The Work)
  • ¿Por dónde puedes empezar a ir a por tus sueños? ¿Cómo vas a hacer para que todos los días des un paso hacia tus sueños? (aunque sea una pequeña acción, a la larga, son muchas acciones)

(Dedicarse a culpar a otros o a las circunstancias, también indica una falta de compromiso con los deseos y con uno mismo)

6. ¿Y SI HAY ALGO MEJOR PARA TI? (QUE AHORA MISMO NO VES)

Lo más seguro es que alguna vez hayas experimentado eso de querer mucho una cosa, no conseguirla y después, descubrir que había algo mucho mejor para ti. Por eso, está bien ser flexibles, estar abiertos y confiar (esto no significa estar con los brazos cruzados esperando el milagro)

  • Y sobretodo, trabajar mucho con tus deseos para que los auténticos, los que realmente conectan contigo mismo/a, florezcan. (El curso: Desbloquea tu vida a través de tus deseos, es ideal para ver más claro tus verdaderos deseos y para liberarte de los límites internos que te impiden conseguirlos)

7. LOS TIEMPOS

A veces no conseguimos algo simplemente porque todavía no es el momento. Está en proceso, está madurando.
Hay veces que desistimos porque no ocurre cuando queremos que ocurra (nos invade la impaciencia) sin tener en cuenta que en ocasiones se requiere un tiempo.

8. ¿IRREALIDAD?

Puede que ese deseo que tengas sea incongruente con la realidad.

  • Imagínate que tu deseo es tener una talla 36 pero, aunque perdieras toda la grasa e incluso masa muscular (llevándolo al extremo), resulta que tus huesos son anchos, por tanto, tu deseo no se podría realizar.
Además, cabría hacer otra reflexión: ¿realmente -suponiendo este caso- quieres la talla 36 o gustar a los demás?

Para resumir este punto: es muy importante ver si un deseo conlleva otro deseo más profundo. Y si el deseo no se ajusta a la realidad por naturaleza física, buscar alternativas (el hombre no puede volar, pero ha inventado el avión)


Después de esta lectura, puedes hacerte una idea de por qué es tan interesante trabajar el tema de los deseos: descubres muchas cosas de ti mismo/a y es una clave para cambiar completamente tu vida (por eso he creado el curso: Desbloquea tu vida a través de los deseos que empieza este sábado 7 de diciembre 2019. Para más información: clic en este enlace )

Y para terminar, dos preguntas:

¿Te has sentido identificado con algunos de estos puntos? ¿Agregarías alguno más? ¡Cuéntame! 😉

No hay comentarios

Publicar un comentario