¿QUÉ PENSAMIENTOS ESTÁN CONTROLANDO TU VIDA? (¿Y cómo liberarte de ellos?)



Si has leído la entrada: El poder de nuestros pensamientos. Entrevista al científico Bruce Lipton, verás el impacto que los pensamientos tienen en nuestra salud (si no la has leído, te invito echarle un vistazo ;) )

Pero no sólo eso. Aquellos pensamientos que nos creemos, determinan nuestra vida.

El tema de los pensamientos es, sin duda, todo un mundo por explorar. No se trata sólo de lo que pensamos conscientemente sino de lo que creemos a un nivel más profundo y para descubrirlo, es necesario detenerse, conectar con nosotros mismos y preguntar.

Las preguntas de indagación son una muy buena herramienta de autoconocimiento.

➤ Por ejemplo: ¿Qué pensamientos tengo acerca de...? (y ahí puedes añadir el tema que quieras)
  • El dinero
  • Mi salud
  • Mi cuerpo
  • Las parejas, relaciones...
  • La vida
  • Etc.

Con esa simple pregunta, estando en un sitio tranquilo, con un papel y bolígrafo, dándole vía libre a tu mente, ella te dará un listado muy interesante.

Por supuesto, hay maneras de profundizar más pero para empezar, con esa lista te podrás hacer una idea de qué pensamientos y creencias tienes de cada tema o área de tu vida.

Ser conscientes de esto es un paso importante.

Además, es una invitación a observar: ¿Esos pensamientos te traen paz o estrés?


 Una vez que tienes esa lista, ¿qué haces después? 

Hay varias opciones:

  • Cambiarlo a base de repetición o de técnicas de instalar nuevas creencias (el uso de afirmaciones sería un ejemplo del primero y la hipnosis o la técnica psych-k, del segundo)

  • Soltarlo, dejarlo ir con técnicas de meditación, visualización, eft, usando palabras sanadoras (gracias, te amo) o preguntas del tipo: ¿lo dejaría ir? , etc.


➤ Para mí (y esto es totalmente personal), cuestionarlos es la que me funciona más. ¿Por qué? Porque cuando, a través de preguntas, consigo ver de qué manera ese pensamiento no es tan verdad para mí, mi mente se abre a otras opciones. Así, el pensamiento se va solo.

Además, la sensación de bienestar, comprensión y conexión que siento hacia mí y hacia la vida es mucho mayor.

Y es posible complementarlo por ejemplo con afirmaciones. La experiencia para mí se hace más fluida cuando hago afirmaciones después de haber cuestionado mis pensamientos, que cuando las hago con creencias que rechazan esa afirmación.

Por ejemplo. Si quiero decirme: "Soy exitosa" y tengo creencias de que para mí el éxito es muy difícil de conseguir, o que no soy suficiente, que no me lo merezco.., repetirme "soy exitosa" hasta puede hacerme sentir peor.

➤ Sin embargo, si cuestiono los pensamientos: No soy exitosa. El éxito es imposible para mí, no soy suficiente, etc, mi mente va a ver de qué forma sí soy exitosa, sí me lo merezco, sí soy suficiente o dónde el éxito sí es posible para mí.

Simplemente me va a traer las respuestas que yo siento que son verdad para mí y una vez que esto sucede, ¡wow! Lo veo, lo creo. Ya no es necesario instalarme creencias positivas.

Si aún así, siento que me viene bien repetirme la afirmación: Soy exitosa, me la repetiré pero esta vez desde un estado genuino para mí donde yo puedo estar realmente conectada con esa afirmación.

➤ ¿Y de qué forma hago yo eso de cuestionar pensamientos?

El proceso que uso para identificar y cuestionar mis pensamientos se llama The Work.

Para que puedas saber más sobre esto, te dejo dos links muy a mano ;) :




Y como decía Carl Jung acerca de la importancia de conocer nuestra mente:

Hasta que no hagas a tu subconsciente consciente, 
él dirigirá tu vida 
y tú le llamarás destino.



➤ ¿Seguimos conectados? Si quieres continuar leyendo mis publicaciones puedes suscribirte a mi blog y seguirme en las redes sociales ;)

¡Un fuerte abrazo!

No hay comentarios

Publicar un comentario