¿POR QUÉ -A VECES- NO FUNCIONAN LAS VISUALIZACIONES?



Es probable que hayas leído algo sobre la Ley de la Atracción y que, de esa lectura, hayas salido animado a visualizar todo lo que quieres conseguir.

También es posible que después de un tiempo visualizando, hayas acabado más desanimado que contento: ¿por qué no ha funcionado?

  • Lo primero que hay que tener en cuenta que la pieza fundamental para la Ley de la Atracción, no es lo que tu consciente piensa (al menos en principio, más adelante aclaro este punto), sino lo que cree tu subconsciente al respecto.


Y si quieres saber si tu consciente y subconsciente están alineados hacia un mismo objetivo, sólo tienes que observar qué sientes, qué emociones se despiertan dentro de ti y qué pensamientos, acerca de eso que visualizas.

Pongamos por ejemplo que quieres lograr tener un chalet en una buena urbanización de tu localidad pero, en el fondo, crees que es imposible porque estás desempleado y no tienes ahorros. Por tanto, ¿cómo vas a comprarlo? Además, asocias vivir en un chalet con tener mucho dinero y, resulta, que te parece injusto que tú tengas mucho y tu familia o amigos, poco. Encima, crees que te envidiarían y no te querrían si fueses rico... Que se te pegarían nada más que gente interesada y tú eso no lo deseas.

En fin, podríamos seguir y seguir con la película.

Así que, cuando ves el recorte de chalet que has conseguido de una revista y que te dedicas a visualizar, más que acercarte a conseguirlo, tu subconsciente crea más resistencia (negación) a eso.

Además, puede que descubras trabajando con tu interior, que realmente no quieres un chalet en tu localidad (siguiendo con el ejemplo) sino tu que tu verdadero sueño es vivir en otro país pero no te atreves a mudarte. ¡Y si consigues el chalet entonces no te vas a ir a vivir a otro país! Por tanto el chalet es contrario a tu verdadero deseo.

¿Comprendes ahora por qué puede que las visualizaciones no te estén funcionando?

No sé cuál sea tu caso pero, si quieres hacer visualizaciones te sugiero que primero mires dentro de ti, que te preguntes: ¿qué pensamientos te evoca eso?, ¿qué emociones?, ¿qué creencias?, ¿qué deseos?

Hay varias formas en que tu consciente sí te puede ayudar a conseguir la vida que realmente quieres. Y fíjate bien: realmente quieres. Es decir, lo que de verdad sintoniza contigo. Para ello tienes que liberar primero lo que te limita.


  • Una sería imaginar que todo lo que has encontrado limitante dentro de ti, se va cada vez más y más lejos de ti.

Pregúntate si lo dejarías ir. Si lo harías. Y cuándo.

Deja que la respuesta sea la que surge de tu interior, no lo que tu intelecto cree que debes responder (no te pierdas la entrada: qué son las liberaciones emocionales y cómo enfocarlas)

Hazlo varias veces hasta que te sientas en paz.


  • Otra opción es repetir las "palabras mágicas" de Ho'oponopono

Ten en cuenta dos cosas: que lo que piensas constantemente se graba en tu subconsciente y que para sentir las emociones limitantes, tienes que tener una historia acerca de eso en tu mente.
Por ejemplo, no puedes sentir tristeza sólo por que sí. Sientes tristeza por...

Esos pensamientos te hacen sentir emociones dolorosas, estresantes, porque te has apegado a ellos. Crees en ellos. Así que, cuando repites "te amo, gracias" (son las palabras más esenciales pero hay muchas más), lo que haces es desapegarte de esa historia.


  • Cuestionar tus pensamientos con The Work
Si prefieres ver qué verdad hay detrás de tus pensamientos más apegados y quedar libre, The Work es muy poderoso y esclarecedor.


Por tanto, si usas cualquiera de estas herramientas de liberación o conoces otras que te funcionan, observa que es muy importante desprenderte emocionalmente de todo de lo que te aleja de tus verdaderos deseos. Así podrás sentir más calma, paz, confianza, certeza, voluntad, inspiración (que te indica el camino perfecto para ti).

Esto sí estaría alineando de forma fructífera tu consciente y subconsciente haciendo favorable la Ley de la Atracción.


  • Una vez que ya tienes claridad sobre lo que verdaderamente deseas y te has liberado de las emociones y pensamientos estresantes, toca imaginar (visualizar vívidamente) que ya lo tienes
Y deja de darle vueltas. Ocupa tu mente en otra cosa. Es importante además que lo veas en primera persona, siendo tú viviéndolo y sintiendo todo el bienestar que sentirías si ya lo tuvieras (no lo hagas como viéndote en una pantalla de cine, eso no es primera persona).

Te sugiero que le eches un vistazo a la clave principal para ser feliz y conseguir todo lo que te propongas y por qué es tan poderoso confiar.


Ábrete, practica y confía. Estas más cerca de conseguir lo que sueñas.


¿Te ha parecido útil esta información? Si es así, por favor, comparte para que llegue a más personas ;)

No hay comentarios