EL PRIMER PASO HACIA EL ÉXITO + 5 TRUCOS QUE TE AYUDARÁN


El primer paso es: acción. Por muchas ideas que tengas en la cabeza, si no empiezas a hacer algo para manifestarlas, no servirán de nada. Además, ¿sabías que una vez que comienzas algo, la mente quiere terminarlo? Por eso es tan importante empezar. Actuar.

Si aún te cuesta eso de tomar acción, busca un bolígrafo y un papel porque te voy a dar unos trucos para que empieces ¡ya! a seguir tus sueños.

1. Escribe qué quieres lograr y apúntate esta pregunta: ¿qué necesito para conseguirlo?

Anota todas las actividades que tienes que llevar a cabo así como materiales para ejecutarlo. A priori no importa el orden, sólo anótalo.

2. A continuación, fíjate en todo y organízalo en corto, medio y largo plazo.

3. Para que empieces justo ahora, escribe la pregunta: ¿por dónde puedo empezar ahora mismo?

Tal vez sea buscar una información, hacer una llamada, apuntarte a un curso... Por simple que parezca, ¡hazlo! No lo postergues para otro momento porque esa es otra estrategia de la mente. Así como lo de buscar excusas. ¡Es experta en eso! Te recomiendo que no la escuches y sigue preguntándote. Hazte preguntas siempre que necesites centrarte.

A la mente le encanta responder preguntas, por eso, es una estrategia muy efectiva para dirigirla hacia donde tú quieres.

4. Ponte una fecha límite para cada objetivo, sobretodo los de corto plazo.

Recuerda que la vida es tiempo. Y tiempo que pasa, no vuelve. No es hora de seguir dando vueltas, alimentando las excusas o aplazando los proyectos. ¡Haz tu sueño ahora! (no es cuestión de que te estreses pero tampoco de dejarlo a un lado)

5. Mantente abiert@ a posible opciones que, en un principio, no se te habían ocurrido.

No es necesario que lo sepas todo, ni mucho menos. Tener una parte flexible dentro de esa férrea voluntad, es vital para llegar lejos.

No olvides que...

Si te sientes muy bloquead@, ¡no te preocupes! (la preocupación empeora la cosa). Escribe tus sueños, tus metas, tus objetivos y límpialos. Déjate guiar por la inspiración. En realidad, es lo mejor que puedes hacer junto con lo de tomar acción, pues una acción inspirada es mucho más eficiente. Con frecuencia, te ahorrará una gran cantidad de camino y te abrirá otras vías en las que ni siquiera pensabas.

Para terminar, cada semana mira tu lista de actividades y marca aquellas que hayas hecho. El simple acto de ser consciente de que vas consiguiendo tus objetivos, es un aliciente para seguir con ello.

Así que, ¡a empezar!

No hay comentarios