EL MEJOR EJERCICIO PARA TU MENTE. CIENTÍFICAMENTE DEMOSTRADO


Hace unas semanas vi en un grupo de Facebook un vídeo sencillo y muy bien explicado de TED-Ed -subtitulado por artistasrevelación.com-, que hablaba sobre los últimos hallazgos de la neurociencia.

Según nos cuentan, tocar un instrumento musical tiene una multitud de ventajas que otras actividades no consiguen reunir:

  • Múltiples áreas del cerebro funcionan casi a la vez (especialmente los córtex visual, auditivo y motor), procesando de forma simultánea y rápida informaciones en secuencias complejas e interrelacionadas.
  • Aumenta el volumen y la actividad del cuerpo calloso del cerebro (franja que conecta a ambos hemisferios cerebrales), haciendo que se combinen la precisión lingüística y matemática del hemisferio izquierdo con la creatividad que genera el derecho. Esto permite que los mensajes se conecten de manera más rápida y utilizando más rutas, por tanto, ayuda a resolver problemas de forma rápida y creativa.
  • Esta actividad implica comprender su contenido emocional y un mensaje. Con frecuencia, los músicos tienen un nivel más alto de la función ejecutiva del cerebro que incluye la planificación, la creación de estrategias y atención a los detalles.
  • La anterior habilidad también tiene un impacto en la memoria. Esto hace que los músicos tengan mejor memoria.

Además de esto, tuve el gusto de poder leer en los comentarios la información que aportaba la neuropsicóloga Sandra la Chapelle, a quien agradezco enormemente que me haya dado el permiso de compartirlo en esta entrada.

"Como neuropsicólogo y pianista es un área de gran interés para mí, cuyos beneficios he podido corroborar no sólo en investigaciones sino en el campo personal.
La ejecución de un instrumento es quizá la única actividad que a nivel de imágenes activa ambos hemisferios y por tanto el cuerpo calloso. La inteligencia no es más que el número de conexiones neurales que se establecen en nuestro cerebro y el ejecutar un instrumento, aumenta estas conexiones y por tanto el nivel intelectual medido por pruebas neuropsicológicas.

En otro ámbito relacionado, está la conexión -también comprobada- que existe entre tocar un instrumento y el Alzheimer: tocar un instrumento se constituye en parte de lo que se denomina reserva cognitiva del cerebro. Esto se refiere a los recursos que tiene nuestro cerebro para atenuar la expresión clínica no sólo del Alzheimer sino de cualquier otro tipo de demencia. Por tanto aprender a tocar un instrumento favorecerá la NO presentación clínica del Alzheimer.

En el ámbito de la memoria se desarrolla la denominada memoria procedimental ubicada en áreas cerebrales muy distintas a la memoria de palabras o de eventos. Es así como aprender a tocar una pieza de piano por ejemplo, es algo que jamás se olvida. Puede perderse la rapidez motora pero los actos motores relacionados con los movimientos de los dedos quedan archivados en la memoria procedimental de nuestro cerebro.

Desde el punto de vista químico los patrones musicales viajan directamente a través del córtex auditivo hacia el centro del Sistema Límbico que es el área del cerebro que controla nuestras emociones, siendo capaz de liberar endorfinas que son opiáceos naturales segregados por el cerebro que nos inducen a estados de relajación. Por esto, escuchar cierto tipo de música es mejor que ingerir cualquier inductor del sueño o relajante comercial (con el perdón de los laboratorios farmacéuticos a quienes este hallazgo no les gusta).

Hace varios años en una investigación logré demostrar que podía mantener a 50 pacientes hipertensos esenciales leves SIN MEDICACIÓN sustituyendo estos medicamentos por cambios en los hábitos de vida y sesiones diarias de música estructuralmente relajante, es decir, piezas con armonías y consonancias perfectas escritas en tiempos de 4/4. En tod@s estos pacientes controlamos la presión arterial diastólica y sístolica y la frecuencia cardíaca utilizando música relajante.

En definitiva, si el estudio de la música fuera en los colegios tan importante como el estudio de las matemáticas, tendríamos adultos más sanos física y emocionalmente".


La doctora Sandra la Chapelle aclara que su breve comentario sobre el vídeo se basa en su investigación llevada a cabo en un centro Hospitalario de su país (Venezuela) durante más de 2 años con pacientes diagnosticados con HTA (hipertensión arterial). Investigación que cuenta con el aval de haber sido presentada internacionalmente en relación a las demencias. Aunque lleva varios años trabajando en su diagnóstico y estimulación, ellas constituyen un diagnóstico que involucra en su evolución, no sólo el tipo de demencia, sino también la individualidad del ser humano. Su opinión en ésta área se refiere exclusivamente a la sustentada en la literatura científica en cuanto a la importancia de la reserva cognitiva del ser humano.




No hay comentarios