CÓMO SUPERAR LOS PENSAMIENTOS DOLOROSOS


Sufrimos cuando creemos un pensamiento (lo que la mente nos cuenta de todo lo que nos rodea) y nos apegamos a él.

"Tal persona no debería ser así, o debería haber hecho esto o aquello". "No tendría que haber pasado esto", "no tendría que estar pasando", "las cosas deberían ser de otra manera"... etc.

Para superar los pensamientos dolorosos, es muy importante dejar de creer en ellos, si no, la mente seguiré enganchada a esa historia. Entonces, ¿cómo puedes conseguir dejar de creer los pensamientos que te causan sufrimiento?

Byron Katie nos enseña una forma muy sencilla de hacerlo.

Antes de enseñarte los pasos a seguir, es importante que sepas que, para que funcione bien -al menos hasta que tengas bastante práctica-, tendrás que usar un papel y un bolígrafo para escribir las respuestas que surjan de tu interior. Al escribirlo, detienes la mente y El Trabajo es efectivo.

Y, por supuesto, tienes que ser totalmente sincer@ contigo mism@.


Cómo se hace

Escoge el pensamiento que te provoca estrés o sufrimiento. Aplícale estas cuatro preguntas y al final, la inversión. Sin prisas, en calma. Espera que las respuestas afloren:

1. ¿Es verdad? (Sí o no. Si es no, continúa con la pregunta 3)

2. ¿Puedes saber que es verdad con absoluta certeza? (Sí o no. Si la respuesta es , continúa con: y eso significa que...., y luego repetir las cuatro preguntas básicas con lo que has rellenado)

3. ¿Cómo reaccionas, qué sucede, cuando crees en ese pensamiento?

4. ¿Quién serías sin el pensamiento?

Invierte el pensamiento a ti mismo, al otro y al opuesto. Después, encuentra al menos tres ejemplos específicos y genuinos de cómo cada inversión es tan o más verdad que la afirmación original.

Te dejo un extracto del libro Amar lo que es, de Byron Katie, que ella misma ofrece en su página de forma gratuita. Aquí podrás ver un ejemplo claro de cómo se realiza la indagación de los pensamientos.

Una vez que el pensamiento es cuestionado y cae, te liberas también de todas las emociones que éste conllevaba. Es tremendamente liberador.

La única pega es que a la mente le encanta escabullirse y mantener sus razones, por eso con frecuencia, a la mayoría de la gente les cuesta hacer esta técnica sin ayuda de un/a facilitador/a.

Mi consejo es que si te animas a cuestionar tus pensamientos, no dejes que la mente ponga excusas o busque razones para justificarse. Sólo responde a las preguntas y al invertir, busca en qué parte de tu vida es eso verdad.

Si no lo ves claro, te animo a que sigas el proceso de este vídeo. Laura Garza es facilitadora titulada de The Work (El Trabajo) y lo explica muy bien:




Manténte abiert@, es una conversación contigo mism@. Es algo íntimo. Nadie más que tú lo va a ver.

A mí me encanta sorprenderme y esta técnica es una caja de sorpresas... Pero no sólo te sorprenderá, si no que te mostrará esa parte que hasta ahora no podías ver y sentirás el placer de sentirte libre.



No hay comentarios