UNA FORMA FÁCIL DE CENTRAR TU MENTE



Si ya leíste la entrada sobre las preguntas que te ayudan a dejar de preocuparte sabrás que, para tener inspiración (y también para ser más feliz), es importante tener la mente en el presente.

La preocupación es como una alarma que nos dice que estamos creyendo historias probables sobre el futuro. Y da la casualidad que lo que nos cuentan nuestros pensamientos, tiende a ser negativo. ¡Seguro que ya lo has notado! :)

Hay una forma fácil de parar ese disco y hacer que nos centremos y sigamos adelante con nuestros proyectos o, simplemente, disfrutando más el día a día (que no es poco). De nuevo, haremos uso del poder de las preguntas.

Siéntate en un lugar cómodo, con la espalda recta (pero sin llegar a estar rígida). apoyando los pies en el suelo. Cierra los ojos y pregúntate: ¿cómo sé que estoy aquí?

Es una pregunta a tu interior. A tu mente. Deja que ella te vaya dando las pruebas necesarias para convencerte de que estás aquí.

Sé que parece demasiado fácil como para creerlo, pero lo cierto es que te ayudará mucho a mantenerte en el presente y a despejarte de esas historias que te estresan y te preocupan.

Con la práctica, no necesitarás sentarte ni estar en un sitio en silencio. Incluso rodeado de gente, podrás sacar beneficio a esta pregunta.

¿Te animas a probarla?







No hay comentarios