LA IMPORTANCIA DE MARCARTE OBJETIVOS Y ¡LIMPIARLOS!




Hace unas semanas, a raíz de que me siento tan repleta de energía, puse sobre papel una serie de objetivos. Así podría aprovechar todo este torbellino para hacer lo que realmente quiero.

El simple hecho de marcarse objetivos, a corto y medio plazo, alimenta la motivación. Al escribirlo, es como adquirir un compromiso contigo mism@ que, además, tiene el aliciente de que según vayas consiguiendo lo que te habías propuesto, te irás sintiendo más y más motivad@. A su vez, hará que tengas ganas de seguir marcándote objetivos. Es como una rueda que empieza a girar y le da sentido a tu vida.

Quería hablarte sobre esto, pero el artículo se me quedaba a medias. Porque, además de marcarme una serie de objetivos (no todos los escribo, algunos simplemente surgen de la determinación), ¿qué crees qué hice?


Decidí limpiarlos.

Y seguro que pensarás, ¿limpiarlos? ¡¿Cómo?!

Bueno, debo avisarte que este no es un método convencional. Es posible que pienses que es una locura, obra de un demente. Pero lo confieso: lo he probado. Y funciona. Por eso te lo cuento :)

Cuando digo que decidí limpiarlos es nada más y nada menos que permitir que esa parte de mí que está conectada con el Universo, me inspirara. A veces creemos que queremos algo, pero desde que empecé el maravilloso viaje a mi mundo interior, sé que la mayoría de las veces estamos equivocados. Y de todo lo que creemos que queremos, sólo un pequeño porcentaje es real. Cuando realmente das con lo que quieres, sientes una certeza, una determinación, que no dudas. Actúas.

Así que tan fácil como coger esa o esas hermosas hojas con algunos objetivos definidos, y decirle: gracias, te amo.

Yo utilicé el lápiz con la goma de borrar. Le di golpecitos mientras decía las palabras mágicas. Lo hice dos veces y me olvidé. Quiero decir, confié en el proceso y no me preocupé (lo ideal es hacer la técnica a diario, hasta que la situación cambie)

¿Qué pasó?....

Efectivamente, la inspiración llegó a mí. Y unos cambios, que en principio no parecían de gran importancia, marcaron la diferencia. Ahora puedo ver que son muchos más acertados de los que en un principio yo elegí.

Así que mi consejo es: pruébalo. Puede que parezca absurdo, pero ¿cuántas cosas no lo son? No tienes nada que perder.

Márcate objetivos y ¡límpialos! Dale paso a la inspiración y te sorprenderás (recuerda no tener expectativas, no visualices un resultado concreto. Quédate abiert@)


¿Se te había ocurrido que algo tan simple te podría ayudar a redirigir positivamente tu vida?, ¿a tomar decisiones inspiradas? Cuéntame.



No hay comentarios