¿Y SI TÚ TAMBIÉN LO HICIERAS?



Hoy quiero compartir contigo mi experiencia sobre mis sueños de vida.

Antes de continuar, quiero aclarar que un sueño de vida, sería como tu propósito, tu talento. Lo puedes distinguir bien cuando ves que tienes facilidad para eso y que estás dispuest@ a hacerlo gratuitamente porque esa actividad en sí ¡te llena tanto!, que el simple hecho de dedicarle tu tiempo, te hace ser feliz y sentirte completo@. Las horas vuelan (pueden pasar varias horas y sentirlas como si hubiesen sido unos pocos minutos) pero se tornan intensas porque te llenan de significado.

En mi adolescencia tenía claro qué cosas me llenaban y quería realizar (escribir, viajar -conociendo culturas- y ayudar a los demás -con especial predilección por los niños-. También tenía un sueño o noción acerca del Amor Universal). Pero entonces, me fui llenando de ideas y creencias que me retiraron de mis sueños. Tanto fue así, que una década más tarde, los había olvidado por completo.

Entonces comencé con mi viaje interior. Tan apasionante. Fui desmontando pensamientos, ideas, creencias que me tenían totalmente desconectada. Y llegó el tema de mis sueños de vida.
Sólo tuve que recordar mi adolescencia para volver a descubrirlos.
Lo bueno es que, como ya había liberado bastante, estaba dispuesta a ir a por ellos.

Pero mientras otros aspectos de mi vida se habían aligerado y fluían, cuando pensaba en mi parte profesional o más bien, en mis sueños, me ponía muy tensa. Durante varios días estuve tan y tan tensa (se suma que cuando te acostumbras a liberar te vuelves más consciente de todas esas emociones) que decidí detenerme y preguntarme: ¿qué me pasa?

Entonces me di cuenta. Me había diseñado mentalmente el camino que debía recorrer para hacer lo que me gusta.
Primero, tenía que conseguir una cosa (que no me interesaba demasiado pero tal vez me daría estabilidad económica), después otra y finalmente, si todo iba bien, ya podría dedicarme a escribir. Según mis cálculos, hasta que no tuviera al menos 50 años no me podía dedicar a lo que me gusta.

Se resume así: "primero haz lo que no te gusta (porque es lo que más te conviene, (?) o porque es lo normal, lo que hace todo el mundo) y después, si te queda tiempo y ganas, haces lo que te gusta".
¿Te suena?

Fui consciente de que pretendía llevar el control de mi vida, que creía saber cuál era la forma de conseguir lo que realmente quería. ¡Y me sentía tan perdida! Ni me salía una cosa, ni la otra.

Entonces me detuve. ¿Realmente lo tengo que hacer de esa forma? ¿Qué pasaría si invirtiera el proceso?...

"¿Qué pasaría si, simplemente, empezara por escribir?". Y probé.

Fue liberador. Tremendamente liberador. ¡Disfruto tanto escribiendo! Ni siquiera me importa lo que suceda después. Si funcionará, si no funcionará, si tendré que trabajar en otra cosa. La tarea en sí, ya me hace sentir completa. Y, curiosamente, ahora estoy más dispuesta a hacer otras actividades. ¡Sentí tanta liberación, identificación y plenitud simplemente por permitirme realizar lo que tanto me gusta!

Y lo que antes me parecía tan súper díficil, tan imposible, tan lejano... se me fue presentando tan fácil, tan realizable. Todas las puertas abiertas. ¡Jamás se me hubiese ocurrido que sería así!
Además, aquellas actividades que creía que debía realizar antes de dedicarme a escribir, van ocupando su lugar. Como piezas de un puzzle.
Algunas fueron desechadas (no era este su tablero), y otras se han pulido o han adquirido algún tipo de cambio sutil, que van marcando la diferencia. Sobretodo, lo noto a nivel interno. Pero como seguro ya sabes, lo interno acaba proyectándose a lo externo.

Entonces, te invito a reflexionar:

¿Estás tratando de llevar el control en tus sueños, en tus talentos?..
¿te permitirías verlo desde otro punto de vista?, ¿invertir el proceso?...
¿Estás creyendo que es imposible de conseguir, que se necesitan otras cosas para llegar ahí?

¿Qué pasaría si no pudieras pensar eso?...

Y por último, ¿estás dispuesto a permitirte realizar tu/s sueño/s? Lo que realmente te gusta, lo que te llena.

imagen obtenida de www.bancodeimagenesgratis.com

No hay comentarios